Se produjo un error en este gadget.

domingo, abril 26, 2015

HIPNOSIS

Ahora he creado algunas páginas profesionales en las cuales realizo mi trabajo terapéutico.

Son años de lectura, estudio, formación y experiencia.

Hoy quiero escribir sobre los alcances que ha tenido mi trabajo terapéutico en hipnosis y los resultados alcanzados, sin embargo crearé un nuevo blog para estos escritos.

Les dejo mi página web.

http://pamemutis.wix.com/hipnosis

Un gran abrazo!

lunes, junio 23, 2014

La Furia Roja y la Fiebre Mundialera


Reflexionando en profundidad como los chilenos (y el mundo en general cuando celebra algo que nos apasiona) vivimos este episodio en que algunos han calificado como "un hito histórico" y más, para muchos es obligatorio decir:  Hay que celebrar, hay que hacer un asado, hay que gritar y muchas otras cosas más.  Es aquí donde comienza esta mirada para verificar los estados eufóricos exaltados de algunas personas y otros aspectos de estos últimos días que han resonado en mi interior. 

Por supuesto que está bien celebrar en grupo y alegrarse, son hábitos saludables y motivadores para las personas. Las celebraciones son fiestas y actos sociales,  como celebrar cumpleaños, navidad y año nuevo, por ejemplo, en donde las personas se unen para festejar y distraerse, en todas las culturas y a lo largo de todo el mundo ocurren estos eventos grupales y familiares. Así como existen los carnavales y las fiestas patrias, eventos que son necesarios para sonreír y compartir. Estos eventos se celebran desde al antigüedad y siguen de generación en generación.

Sin embargo, llama la atención el otro lado de estas celebraciones, la otra cara de la moneda, el lado B, el lado más oscuro. 

La palabra Furia, en sí misma es fuerte, como el color rojo que se empapa en las camisetas de la roja. Etimológicamente hablando furia proviene del latín furĭa, que significa: Ira exaltada, estado mental alterado de ira demencial. Se pueden ver otras definiciones referidas a la furia como un acceso de demencia  o se refiere a una persona muy irritada y colérica. Otras definiciones llaman la atención como: Actividad y violenta agitación de las cosas inanimadas. Muchas veces en momentos catastróficos y producto de instancias de la naturaleza, nos referimos a la furia del viento, del mar, en donde la naturaleza se expresa en su profunda intensidad dejando grandes estragos y graves consecuencias a su paso. En otros aspectos más sutiles como en la moda, este término se refiere al momento de mayor intensidad de una moda o de una costumbre.

Por otro lado la palabra fiebre, desde el significado médico, es un síndrome caracterizado por una elevación de la temperatura central, de origen endógeno, generalmente con aumento de frecuencia de pulso y respiración acompañada de agitación y malestar general. Existe lafiebre amarilla, que es una enfermedad contagiosa y epidémica, producida por unvirus y es transmitida por un mosquito. Por lo tanto, la fiebre es unaalteración que se suscita en las personas, en algún momento determinado.

Ambas definiciones apuntan a algo negativo, a enfermedades o estados alterados de las personas. Y es ese lado B que aparece después de los partidos y de los triunfos y en algunas personas que en vez de celebrar, destrozan todo lo que ven a su paso. Esto también ocurre después de las manifestaciones pacíficas por la educación y en muchos otros momentos de exaltación y de movimiento de masas. No es necesariamente una enfermedad que aparece, o una patología severa. Puede ser simplemente el resultado de las expresiones una sociedad enferma y estresada en donde se han desviado, olvidado y muchas veces oprimido aspectos internos, monstruos guardados bajo cien candados que aparecen escondidos en la masa, en donde se pierde el sentido el sentido común, el amor y el respeto por los demás.

Esto no intenta ser nada más que una profunda reflexión, que proviene de mi interior. No es que no este a favor de las celebraciones, solo me llaman la atención estos momentos en que las personas desatan y dejan escapar sus peores aspectos internos, sin importar las consecuencias, sólo prevalece la descarga, la fiebre y la furia roja.

Que la fiebre del mundial y la furia roja, sean oportunidades de unión, celebración, alegría y respeto.

Me presentaron esta canción que no conocía y la adjunto a esta nota, ya que tiene mucho que ver con los aspectos que se pierden y luego vuelven a aparecer en nosotros, los seres humanos.

"Vamos subiendo la cuesta que arriba, mi calle se vistió de fiesta. 
Hoy el noble y el villano, el prohombre y el gusano bailan y se dan la mano sin importarles la facha. 
Juntos les encuentra el sol a la sombra de un farol empapados en alcohol magreando a una muchacha. 
Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas. 
Se despertó el bien y el mal, la zorra pobre al portal, la zorra rica al rosal y el avaro a las divisas. 
Se acabó, el sol nos dice que llegó el final.
Por una noche se olvidó que cada uno es cada cual.
Vamos bajando la cuesta que arriba en mi calle se acabó la fiesta".

Fiesta

Joan Manuel Serrat


Reflexión escrita por la psicóloga Pamela Mutis
pamemutis@gmail.com


martes, octubre 09, 2012


“La sonrisa” – Antoine de Saint-Exupery 


Mucha gente conoce “El Principito”, un libro maravilloso de Saint-Exupéry.
Se trata de un libro extraño y fabuloso y tiene la doble función de ser un cuento para niños y una fábula que mueve a la reflexión a los adultos.
Algunos menos conocen otros escritos, novelas y cuentos del autor.
Saint-Expuéry era un piloto de guerra que luchó contra los nazis y murió en acción.
Antes de la Segunda Guerra Mundial, combatió en la Guerra Civil española contra los fascistas.
Escribió una historia fascinante sobre esta experiencia titulada La sonrisa (Le sourire).
Me gustaría compartirla ahora con ustedes.
No se sabe a ciencia cierta si es autobiográfica o de ficción.
Personalmente, prefiero creer lo primero.
Cuenta que fue capturado por el enemigo y arrojado a una celda. Por las miradas despectivas y el trato duro que recibía de sus carceleros, estaba seguro de que sería ejecutado al día siguiente. A partir de aquí, contaré la historia tal como la recuerdo aunque
con mis palabras.
“Estaba seguro de que me matarían.  Me puse terriblemente nervioso e inquieto.
“Revolví mis bolsillos para ver si algún cigarrillo había escapado al registro.
“Encontré uno y me temblaban tanto las manos que apenas pude llevármelo a los labios.
“Pero no tenía fósforos, se los habían quedado.
“Miré a mi carcelero a través de los barrotes.  No hizo contacto visual conmigo.
“Después de todo, nadie hace contacto visual con una cosa, con un cadáver.
“Le grité: ¿Tiene fuego, por favor?.  Me miró, se encogió de hombros y se acercó para “encenderme el cigarrillo.
“Al acercarse y encender el fósforo, sus ojos accidentalmente se cruzaron con los míos.
“En ese momento, sonreí.  No sé por qué lo hice.  Tal vez fue por nerviosismo, tal vez fue “porque, cuando dos personas se acercan mucho, cuesta no sonreír.
“Sea como fuere, sonreí.  En ese instante, fue como si una chispa hubiera saltado la brecha “entre nuestros dos corazones, nuestras dos almas humanas.
“Sé que él no quería, pero mi sonrisa atravesó los barrotes y generó otra sonrisa en sus labios.
“Me encendió el cigarrillo pero se quedó cerca, mirándome directamente a los ojos y sin dejar “de sonreír.
“Seguí  sonriéndole, consciente de él ahora como persona y no ya sólo como carcelero.
“Y su mirada pareció adquirir una nueva dimensión.  ¿Tienes hijos? preguntó.
“Si, aquí, aquí.  Saqué mi billetera y busqué tembloroso las fotos de mi familia.
“Él también sacó las fotos de sus hijos y empezó a hablar sobre sus planes y esperanzas con “respecto a ellos.
“Se me llenaron los ojos de lágrimas.  Dije que temía no volver a ver a mi familia, no tener la “oportunidad de verlos crecer.  A él también se le llenaron los ojos de lágrimas.
“De pronto, sin decir una palabra, abrió la celda y en silencio me llevó afuera.
“Salimos de la cárcel, y, despacio y por calles laterales, salimos de la ciudad.
“Allí, a la orilla de la ciudad, me liberó.  Y sin decir una palabra, regresó a la ciudad”.
“Una sonrisa me salvó la vida”.
Sí, la sonrisa, la conexión sincera, espontánea y natural entre las personas.
Cuento esta historia en mi trabajo porque me gustaría que la gente considerara que debajo de las capas que construimos para protegernos:
nuestra dignidad, nuestros títulos, nuestros diplomas, nuestro estatus y la necesidad de que nos vean de determinadas maneras, debajo de todo eso, está el yo auténtico y esencial.
No me da miedo llamarlo alma. Realmente, creo que si esa parte tuya y esa parte mía pudieran reconocerse, no seríamos enemigos.
No podríamos sentir odio, ni envidia, ni miedo.  Llego a la triste conclusión de que todas esas otras capas, que construimos con tanto esmero a lo largo de nuestras vidas,  nos distancian e impiden que nos pongamos en real contacto con los demás.
La historia de Saint-Exupéry habla de ese momento mágico en que dos
almas se reconocen.
He tenido algunos momentos así.  Al enamorarme por ejemplo.
Al mirar a un bebé.  ¿Por qué sonreímos cuando vemos un bebé?
Tal vez sea porque vemos a alguien sin todas esas capas defensivas, alguien cuya sonrisa nos resulta genuina y sin engaños.
Y el alma de niño que llevamos dentro sonríe anhelante en reconocimiento.
Autor : Hanoch McCarty

jueves, noviembre 03, 2011

Reflexionar

Estimados:

A veces nos olvidamos de las cosas esenciales....

Miren acá y reflexionen...


Saludos
video

lunes, enero 17, 2011

Vivir el Aquí y Ahora!

Les dejo un video para reflexionar sobre nuestra vida en cada momento....


video

Tu eres el resultado de ti mismo

Vuelvo a republicar lo que siempre le digo a mis pacientes que deben leer... y volver a leer... hasta que se pueda comprender y digerir.

Saludos a todos mis amigos y amigas!

Tu eres el resultado de ti mismo


No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie, porque fundamentalmente Tú, has hecho tu vida.


Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo, el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar, corrigiéndote.


El Triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error, nunca te quejes del ambiente o de quienes te rodean, hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer, las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o fortaleza de tu corazón.

Aprende a convertir toda situación difícil en un arma para luchar.

No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte, enfréntate con valor y acepta que de una u otra manera son el resultado de tus actos y la prueba que has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso, ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como niño.


Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar, y que ninguno es tan terrible para claudicar.


Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso.


Si Tú has sido el ignorante, el irresponsable, Tú, únicamente Tú, nadie pudo haber sido por ti.


No olvides que la causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro es tu presente.


Aprende de los fuertes, de los audaces, imita a los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones, a quienes vencieron a pesar de todo.


Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo, y tus problemas, sin alimento, morirán.


Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande, que es el más grande de los obstáculos.


Mírate en el espejo de ti mismo.


Comienza a ser sincero contigo mismo, reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte.


Recuerda que dentro de ti hay una fuerza que todo puede hacerlo, reconociéndote a ti mismo, más libre y fuerte, dejarás de ser un títerede las circunstancias, porque Tú mismo eres tu destino.

Levántate y mira las montañas y respira la luz del amanecer. Tú eres la parte de la fuerza de la vida. Ahora despierta, camina, lucha.

Decídete y triunfarás en la vida.


Nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

sábado, diciembre 05, 2009

sábado, julio 25, 2009

GRANDES ASUNTOS







En esta vida estamos para realizar grandes asuntos...




- Ser grandes padres, madres, hijos y seres humanos


- Ser altamente asertivos a las necesidades de quienes te estiman y quieren


- Ser consecuentes con lo que hacemos y decimos


- Escuchar nuestro interior, nadie más que tu mismo sabe que es lo mejor para tí


- Desertar cuando un barco se hunde y no tratar de gastar todas nuestras energías en impedirlo.


- Mirar nuevamente al horizonte buscando tranquilidad y paz interior...


- Cuando algo muere... nace algo nuevo y mejor.


- Confiar en que las experiencias vividas son nutritivas para nuestas futuras vivencias


- Lo más importante de todo.... APRENDER A SOLTAR.